La banda española Vetusta Morla en su último concierto por Estados Unidos de su gira “Mismo Sitio, Distinto Lugar”

La banda  española Vetusta Morla en su último concierto por  Estados Unidos de su gira “Mismo Sitio, Distinto Lugar”

Fotografiasy nota : Marco Segoviano

marco@frecuencia702.com

El pasado miércoles, los madrileños Vetusta Morla, se seleccionó ante su público de los Ángeles California en la Longe Room dejando muy buenas impresiones.
el conjunto español se despachó con un conjunto que repasó su breve pero
exitosa carrera discográfica, con una receta balanceada que también incluyó
algunas de las canciones ponderosas como: “El discurso del rey” “Palmeras en la mancha” “Golpe maestro’ entre otros temas.

El show comenzó apenas pasadas las 21:30 con: “Deséame suerte” el público presente, que coreó a todo pulmón el estribillo dándole una cálida bienvenida a la banda.
Llegó luego al turno de “Maldita Dulzura” la banda aprovechó
para aclimatarse. Pucho, lider vocal de la banda , se movía por un área reducida del escenario pero con mucho entusiasmo frente al microfono se entregaba a su publico de Los Angeles.

Acto siguiente, interpretado con “Mapas”, la canción que le da el nombre a su segundo disco, con una interpretación enérgica y una última precaución, acompañado de un sonido de guitarras poderoso que parece crear un corte de sonido.

Para el bis –los Vetusta Morla no se hicieron desear demasiado y apenas se tomaron algunos minutos de descanso- la banda se cerró bien arriba con algunas de las mejores canciones de su repertorio, como también sus éxitos.
El comienzo de la segunda y más breve parte del espectáculo fue con el tema “La Deriva”

Vetusta Morla trajo un show contundente a todos sus fans de Los Ángeles California, que tuvieron la oportunidad de presenciar su ultima presentación de su gira “Mismo Sitio Distinto Lugar” Cerrando su presentación con: “El hombre del saco” y “Los días raros” Sin bajar los ánimos en ningún momento, pero manteniendo la humildad y la diversión, aún las canciones más nostálgicas y melancólicas del repertorio del grupo fueron una fiesta para sus fans.